Sillas de oficina

Una silla de oficina combina un cómodo asiento con características ergonómicas, dando a los trabajadores que pasan largas horas en sus escritorios el apoyo que necesitan para trabajar eficientemente. Estos productos incluyen diseños de respaldo bajo sin brazos que caben en cubículos o detrás de los escritorios de recepción, modelos lujosos de respaldo alto para oficinas ejecutivas, y sillas con respaldo ajustable, asientos y reposabrazos que ofrecen a los usuarios un control total sobre sus asientos. La amplia gama de acabados y estilos disponibles hace que sea fácil encontrar un producto que combine con cualquier decoración para la oficina en el hogar o en el negocio.

Elija una silla de oficina ajustable y ergonómica.

Sentarse en una silla de oficina bien ajustada puede reducir el estrés físico y mejorar su concentración mental. Las sillas con asientos y respaldos ajustables en altura se adaptan cómodamente a casi cualquier tipo de cuerpo. Los modelos con soportes lumbares incorporados fomentan una postura erguida que reduce la tensión en la parte baja de la espalda. Los reposabrazos ajustables alivian la fatiga de los hombros y las muñecas al escribir, y los mecanismos de reclinación permiten a los usuarios disfrutar de unos pocos momentos de relajación cuando sea necesario.

El asiento y el respaldo contorneados proporcionan un soporte firme, y los bordes de los asientos en cascada reducen la presión en la parte posterior de las piernas del usuario, lo que mejora la circulación.

Las sillas de escritorio son una solución práctica y atractiva para sentarse.

Estos productos cuentan con materiales duraderos que resisten el uso diario en la oficina. 


La tapicería de cuero sintético, malla y tela de calidad comercial resiste las manchas y el desgaste y viene en colores y estilos que se mezclan con la decoración existente. Elija un sillón de cuero con un diseño tradicional para una oficina ejecutiva o sala de juntas, o actualice la apariencia de un espacio de planta abierta con sillas de oficina modernas. 

La mayoría de los asientos para para escritorio tienen bases de metal o nylon que proporcionan un soporte estable y robusto a los usuarios sentados y ruedas de doble rueda que se deslizan suavemente sobre alfombras o suelos duros.

 

¿Por qué elegir una silla para oficina de malla?

La mayoría de las sillas utilizan un acolchado de espuma gruesa para proporcionar soporte. Las sillas de malla tienen asientos y respaldos hechos de una tela resistente de tejido abierto que se estira a través de un armazón resistente. El aire circula a través del material, manteniendo a los usuarios frescos mientras trabajan. La mayoría de las sillas de malla ofrecen un soporte muy firme, y algunos productos combinan un respaldo de malla con un asiento tapizado más suave.